cover photo

Líder Web

Enviar Mensaje
Agregar como amigo
Líder Web

Acerca de mi

Ninguna información personal compartida.
Miembro desde
Lunes, 06 Julio 2009 12:51
Última vez en línea
2 años
  • Líder Web agregó a {target} como amigo
    12 años
  • {actor} Un intruso registró una cuenta en la comunidad y lo unico que pudo hacer fue responder en los foros y poner url en cada una de ellos. No se cuanto tiempo perdió en lograr su azaña pero a mi me quitó 1 min banear su USUARIO e IP. Seguimos como siempre atendiendoles como se merecen.
    12 años
  • Líder Web actualizó una entrada en el blog La filosofía condici...

    Cuando vamos por la vida de fracaso en fracaso, dejando inconclusas actividades y proyectos, donde nos enemistamos con las personas o las agrademos verbal o físicamente, generalmente tenemos casi siempre la costumbre de culpar a la circunstancias o al entorno donde nos desenvolvemos, pero casi nunca nos hacemos responsables de nuestros actos que nos llevan al fracaso. Jeffrey Gitomer famoso autor de varios libros de bet seller me hizo entender que mi carencia de éxito, se debía principalmente a mi falta de Filosofía; ¿Filosofía?  Me llamó la atención su comentario porque normalmente los señalamientos que recibía de mi familia, amigos, compañeros, colegas o antiguos jefes, era sin duda mi actitud y que la manera de manejar los conflictos, no eran las más adecuadas, así que presté más atención y continuó diciéndome la filosofía condiciona a la actitud La actitud condiciona las acciones. Las acciones condicionan los resultados. Los resultados condicionan los estilos de vida.  Mira, se trata de una cita del filósofo empresarial americano Jim Rohn. Si no te gusta tu estilo de vida, considera tus resultados. Si no te gustan tus resultados, considera tus acciones. Si no te gustan tus acciones, considera tu actitud. Si no te gusta tu actitud, considera tu filosofía.

    LA MAYOR PARTE DE LAS PERSONAS COMETEN EL ERROR FATAL DE QUEDARSE EN MEDIO. ES DECIR COMIENZAN POR LA ACCIÓN.

    Jim Rohn advirtió, EVERARDO, si no tienes filosofía y tienes una actitud fatal, entonces ¿qué tipo de acciones vas a emprender? Y si te pregunto ahora cuál es tu filosofía, me vas a responder probablemente ¡uf!  No la había tomado en cuenta en mí accionar. Así que le concedí toda la razón y ahora lo primero que me he planteado para enderezar mi barco es tener definida una clara filosofía de mi persona y créanme me ha funcionado. Opté entonces en compartirlos con ustedes amigos lectores con un enfoque distinto, que los sensibilice y que consideren que el éxito está dado para todos pero que muy pocos lo logran; ya es tiempo de que todos tengamos éxitos en nuestras vidas, de esta manera tendremos un mejor mundo y por ende mejores personas.

    Para no dejar al lector con la incógnita del cómo desarrollar una filosofía de éxito, inicio con el significado de Filosofía, que etimológicamente es amor a la sabiduría. Sabiduría entendida en su significado original griego, o sea, como un conocimiento basado en lo teórico pero más en lo práctico. 

    Sócrates lo dijo así, todos somos filósofos, porque la filosofía está encarnada en la vida, una vida que debe ser reflexionada. Cuando aprendemos y pensamos sobre nuestra vida y sobre lo que nos acontece, y buscamos alternativas y posibles soluciones a nuestros problemas, estamos haciendo filosofía. Existen varias corrientes filosóficas pero Sócrates, a partir de su teórica ignorancia (Con su famosa máxima: “Solo sé que no se nada”, no afirma solo interroga a sus interlocutores y examina aquello que dicen.  Su táctica en manejar conflictos es llevándolos al descubrimiento de la verdad a partir de una serie de preguntas y respuestas dadas.

    ¿Desean saber en un claro ejemplo como optar por una filosofía de vida? Entonces lean este posible diálogo socrático y nos vemos en el próximo articulo.

    Carlos, es una persona que acababa de terminar una relación de pareja, habla de sus impresiones acerca de la misma.
    Carlos: La relación amorosa entre hombres y mujeres está destinada al fracaso.
    Sócrates: ¿Por qué afirmas eso?
    Carlos: Porque ya he tenido tres experiencias en este sentido y siempre han terminado mal. Además, muchos de mis amigos y conocidos han tenido experiencias similares. Y sólo hace falta poner en marcha la televisión para ver muchos casos que van en la misma dirección.
    Sócrates: Sin embargo, ¿no es verdad que hay parejas que tu conoces unidad muchísimos años?
    Carlos: Sí, pero eso era antes. La gente tenía otros valores, otra manera de entender las relaciones y el amor.
    Sócrates: ¿Así que ahora no hay amor?
    Carlos: Si que hay amor, pero es un amor menos profundo, menos comprometido que antes. Entonces las parejas aguantaban mucho. Ahora no aguantan nada. A la mínima todo se va al “carajo”.
    Sócrates: ¿Y el amor consiste en aguantar?
    Carlos: No solo en aguantar. Hay otras características importantes: el respeto, la confianza, el deseo y muchas más.
    Sócrates: Así, podríamos pensar que si estos aspectos son tenidos en cuenta y hay una comunicación propicia que haga que siempre sean tenidos en cuenta, esta relación puede perdurar en el tiempo?
    Carlos: Puede
    Sócrates: Así cuando afirmabas que las parejas hoy en día no aguantan, ¿lo decías por aquellas que a lo mejor no trabajaban los suficientes aspectos muy importantes para que esa relación pudiese perdurar?
    Carlos: Seguramente.
    Sócrates: ¿Estarías de acuerdo, pues, en que si una pareja trabaja activamente los aspectos importantes para la misma, de igual manera que un futbolista se entrena cada día con y sin balón, estudia nuevos movimientos tácticos y analiza al contrincante que tendrá enfrente el próximo sábado, esa pareja tendrá muchas posibilidades de ganar el partido?
    Carlos: Absolutamente.
    Sócrates: Eso no quiere decir que la pareja dure para siempre ni que el futbolista gane el partido, pero nos induce a pensar que las relaciones son posibles y que en gran medida dependen de nuestra disposición y esfuerzo para que lleguen a un buen fin”
    Biográfica: Jeffrey Gitomer El pequeño libro rojo de la venta, Jaume Puigferrat El pez que vivía fuera del agua.
    En opinión: Arq. Everardo López Pérez.
    Estimados lectores, ustedes que opinan?

     

    12 años
  • Líder Web actualizó una entrada en el blog Una gran luz de espe...

     

    En este 2010 ha sido de arduo trabajo para la empresa ECOSOFT desarrolladora del sistema OPUS, aunque oficialmente esta firma no ha anunciado el lanzamiento de su nueva versión sabemos que el trabajo por liberarlo en el 2010 se ha redoblado; entre tanto una gran cantidad de usuarios de la versión actual exponen criticas en diversos foros o llamadas telefónicas donde nos transmiten sus vicisitudes y aunque les causemos la impresión de que no son escuchados; la buena noticia es que muchos de sus deseos y aún más están siendo tomadas en cuenta por los desarrolladores de OPUS.

    En este blog seré uno más de sus usuarios y me uno en voz de ello para dar mi punto de vista.

    La empresa ECOSOFT puede ser autoritaria, arrogante y hasta cerrada, sobre todo cuando se trata de su software insignia OPUS,  pero el hecho es que,  para bien o para mal, estoy comprometido con la marca. Lo he estado por muchos años y lo que he aprendido en el transcurso de esta unión si quieren tumultuosa,  es que sin importar cuántas veces me he sentido perjudicado por algunos detalles técnicos, una política comercial al parecer absurda, mi pasión por la tecnología innovadora siempre gana. Eso no quiere decir que la conducta tantas veces desconsiderada de esta firma cuando en ocasiones no escuchan el llamado de sus clientes me hierve la sangre y me haya tentado al menos a considerar la poligamia tecnológica. He hecho berrinches que me han llevado a coquetear con productos competidores, pero al final las cosas buenas de OPUS pesan más que sus cosas malas. Tíldenme de ser fanático de OPUS pero sólo aprendí que, aunque a veces detesto no poder hacer cosas que deseo, de todos modos lo prefiero. Cambiarlo sólo me conlleva a enfrentar un montón de dificultades con otros competidores, se los digo con conocimiento de causa y por supuesto que conformista no soy; solo que no es tema hablar de la competencia.

    Estoy completamente de acuerdo que hacer un buen producto no nos absuelve de estar compenetrados profundamente con nuestros clientes, y es lo que queremos hacer aquí, una comunidad fuerte donde el usuario se sienta protegido, apoyado y que sus quejas y deseos sean resueltos eficazmente.

    Cuando me referí a que mi pasión por la tecnología innovadora siempre gana, es porque OPUS es increíblemente innovador, ya lo apreciarán mejor y muy pronto es su nueva versión. Sin entrar en detalles, esta tecnología tiene un don muy característico es tremendamente adaptable a prácticamente cualquier deseo del usuario. Estoy casi seguro que el nuevo eslogan del nuevo OPUS sería sin lugar a dudas así “Con el nuevo OPUS se acabaron las excusas” lo que significa que no hay pretexto para dejar el trabajo inconcluso.

    Así que animo mis queridos usuarios. El nuevo OPUS considera gran parte de sus demandas pero también nuevas aplicaciones que les hará realmente la vida más fácil y placentera en términos de Ingeniería de Costos.

    Ayúdanos con tus comentarios

     

    12 años
  • Líder Web actualizó una entrada en el blog Una gran luz de espe...

     

    En este 2009 ha sido de arduo trabajo para la empresa ECOSOFT desarrolladora del sistema OPUS, aunque oficialmente esta firma no ha anunciado el lanzamiento de su nueva versión sabemos que el trabajo por liberarlo en el 2010 se ha redoblado; entre tanto una gran cantidad de usuarios de la versión actual exponen criticas en diversos foros o llamadas telefónicas donde nos transmiten sus vicisitudes y aunque les causemos la impresión de que no son escuchados; la buena noticia es que muchos de sus deseos y aún más están siendo tomadas en cuenta por los desarrolladores de OPUS.

    En este blog seré uno más de sus usuarios y me uno en voz de ello para dar mi punto de vista.

    La empresa ECOSOFT puede ser autoritaria, arrogante y hasta cerrada, sobre todo cuando se trata de su software insignia OPUS,  pero el hecho es que,  para bien o para mal, estoy comprometido con la marca. Lo he estado por muchos años y lo que he aprendido en el transcurso de esta unión si quieren tumultuosa,  es que sin importar cuántas veces me he sentido perjudicado por algunos detalles técnicos, una política comercial al parecer absurda, mi pasión por la tecnología innovadora siempre gana. Eso no quiere decir que la conducta tantas veces desconsiderada de esta firma cuando en ocasiones no escuchan el llamado de sus clientes me hierve la sangre y me haya tentado al menos a considerar la poligamia tecnológica. He hecho berrinches que me han llevado a coquetear con productos competidores, pero al final las cosas buenas de OPUS pesan más que sus cosas malas. Tíldenme de ser fanático de OPUS pero sólo aprendí que, aunque a veces detesto no poder hacer cosas que deseo, de todos modos lo prefiero. Cambiarlo sólo me conlleva a enfrentar un montón de dificultades con otros competidores, se los digo con conocimiento de causa y por supuesto que conformista no soy; solo que no es tema hablar de la competencia.

    Estoy completamente de acuerdo que hacer un buen producto no nos absuelve de estar compenetrados profundamente con nuestros clientes, y es lo que queremos hacer aquí, una comunidad fuerte donde el usuario se sienta protegido, apoyado y que sus quejas y deseos sean resueltos eficazmente.

    Cuando me referí a que mi pasión por la tecnología innovadora siempre gana, es porque OPUS es increíblemente innovador, ya lo apreciarán mejor y muy pronto es su nueva versión. Sin entrar en detalles, esta tecnología tiene un don muy característico es tremendamente adaptable a prácticamente cualquier deseo del usuario. Estoy casi seguro que el nuevo eslogan del nuevo OPUS sería sin lugar a dudas así “Con el nuevo OPUS se acabaron las excusas” lo que significa que no hay pretexto para dejar el trabajo inconcluso.

    Así que animo mis queridos usuarios. El nuevo OPUS considera gran parte de sus demandas pero también nuevas aplicaciones que les hará realmente la vida más fácil y placentera en términos de Ingeniería de Costos.

    Ayúdanos con tus comentarios

     

    12 años
  • Líder Web actualizó una entrada en el blog Cómo nació esta cris...

    Un señor que tenía su hijo estudiando el doctorado en administración en una universidad, quien le comenta: “Padre, estamos en medio de una gran crisis, por lo cual debes ahorrar lo más que puedas”. Su padre, un comerciante progresista y exitoso, obedece al hijo estudioso: quita a muchos empleados  de su tienda, restringe al máximo el presupuesto, disminuye sus inventarios y deja de hacer promociones. En pocos meses se le caen las ventas y tiene que cerrar. Finalmente, el padre comprueba que su hijo tenía razón: había crisis.

    En otras palabras evitemos sobredimensionar la situación: la caída de las ventas es inevitable aquí en México y en la mayoría de los países del mundo. Debemos de ser agresivos y hasta provocadores para atender  a un mercado que ahí está. Aunque nos compren menos, hay que reconocer que nuestro producto ahora no es prioritario para ellos, si lo reconocemos encontraremos la fórmula para saber el motivo del porque no es prioritario y atraerlos de una u otra manera; como diría la campaña de la empresa Cuahtémoc Moctezuma de su cerveza Indio “La cosa es buscarle”

    Para sensibilizar aún más a toda la comunidad de este sitio Web, y digo sensibilizar porque es bien sabido que si un enfermo de cáncer le platica a una persona sobre los síntomas de su enfermedad, difícil mente el otro lo comprendería si jamás él o su familia han pasado por una situación así, por ello las fundaciones en la mayoría de las veces son lideradas por personas que han experimentado en carne propia grandes tragedias.

    Ante el tema de esta crisis, considero importante conocer sus principios básicos, ya que estoy seguro que si en este momento hacemos un sondeo rápido por aquí para que nos expliquen a detalle que o quienes provocaron esta crisis, muy pocos lo sabrán; entonces sino no lo entendemos, no seremos capaces de atenderlo adecuadamente y por ende no tomaremos las medidas que propone la dirección en optimizar los recursos y dar al máximo nuestro esfuerzo.

    Es sabido que esta crisis no es nuestra como lo fue con el Fobaproa. El mundo perdió a partir del mes de febrero del 2007 al mes de octubre del 2008 con sus derivados, un trillón de dólares, se ¿imaginan? Un trillón de dólares!!! que se desvanecieron del mercado financiero.  Esto nos llegó como balde de agua fría sin que supiéramos por qué, siendo la cultura de nuestra economía débil e inestable ahora navegamos con incertidumbre. Quienes saben del tema indican que esta enfermedad mundial no es exclusiva de la burbuja inmobiliaria sino que también que estamos en el peor y más complejo deterioro moral y financiero que se haya suscitado en la historia del mundo desarrollado. La crisis de hoy se ha vuelto compleja por la expansión incontrolada de las líneas de crédito a mano ancha y sin disciplina, además del desequilibrio de variables, como el alza incontrolable del petróleo, la debilidad del dólar contra el euro, la inflación de Estados Unidos, su deuda interna, hasta el costo de la guerra de Irak  y sumado al precio de los commodities etc. ,  situación que estaban llevando al país más poderoso de la tierra a una muerte anunciada y aquí en México estamos aterrados por este hecho, para colmo el gobierno federal de Felipe Calderón ahora a cerrado Luz y Fuerza del Centro y medio mundo cree que esto es causado también por la crisis, en parte tienen razón, el gobierno federal ahorrará con esto una suma importante de dinero, pero más bien creo que es el primer paso para la privatización de este sector energético ; pero calma, esto no es un meteoro como el que acabó con los dinosaurios, el mundo durante décadas ha tenido diferentes crisis y de todas ellas que yo sepa se ha salido, no entiendo porque de esta no se pueda.

    Los banqueros como dijo Bush se han emborrachado de otorgar créditos y ganar dinero por  montones, olvidando claro su promesa de campaña; con ello todo el teatro apalancado con nombres bonitos y rimbombantes de los nuevos instrumentos de créditos se les cayó. Y aquí hoy padecemos enfermedades ajenas; pero como estamos en un sistema financiero globalizado en el que la crisis comenzó con una burbuja en condominios de Florida provocó una catástrofe en Islandia, Alemania, Inglaterra y México; se necesita entonces una solución global compartida, porque nadie tiene aisladamente el poder económico de resolver este “problemón”

    Para entenderlo mejor extraje una pequeña parte de un libro de economía “CÓMO SALIR DEL HOYO” de Mario Borghino Editorial Grijalbo que explica con un lenguaje muy claro como se fue dando paulatinamente esta crisis les invito para que lo compren tiene pocas hojas y cuesta menos de $100.00.  En lo personal cuando me empapé de este tema entendí mejor la situación y me amplió por supuesto el panorama.

    Estoy consciente que el ser humano por naturaleza no le gusta que  alguien le diga lo que hay que hacer, pero de verdad siento un deber moral de darles mi opinión aunque no se me haya pedido, quizás algo se pueda tomar de esto y con ello aportar mi grano de arena.

    Al final doy algunas sugerencias para que juntos codo a codo sigamos dándole de frente a esta crisis que en México ya vio su caída en la economía en un -8%, pero sospecho que a principios de este mes de octubre veremos una pequeña pero significativa recuperación.

    En sus marcas, listos, comenzamos…

    Breve historia de la caída del imperio

    A finales de la década de 1990, en Estados Unidos la burbuja de las compañías de internet, las famosas dot-com, explotó y se cayó por el valor ficticio que tenían dichas empresas. Si a ello se suma el ataque terrorista del 11 de septiembre de 2001, la crisis tocó el fondo y le tomó casi siete años a la bolsa estadounidense recuperarse de una caída de 34% del valor de las acciones.

          Ante esa realidad, la Reserva Federal, dirigida en aquel momento por Alan Greenspan, decidió bajar el precio del dinero de 6.5 a 1 por ciento.

                    En la actualidad Greenspan recibe constantemente duras críticas por ser considerado el gestor de la crisis. Sus críticos lo acusan por haber dejado las tasas de interés demasiado bajas al principio de la década, lo que impulsó un insostenible auge inmobiliario, cuando pudo haber ejercido el derecho que le confiere la Reserva de imponer mayores regulaciones a las hipotecarias y no permitir el libertinaje.

                    Sin embargo, en 2004 el presidente Bush, cuando hacía sus discursos de campaña para ser reelecto, arengaba que todo estadounidense debería tener una casa. Si se añade a esto (como se dijo en líneas anteriores) el acto terrorista del 11 de septiembre, obtenemos el detonador para que Alan Greenspan, con el afán de reactivar la economía estadounidense, decidiera reducir las tasas de ¡1%!, benevolencia financiera que inicia el despegue del boom inmobiliario. Este empuje financiero logró en 10 años que el precio de las viviendas se duplicara en Estados Unidos. En México esto motivó a las grandes empresas a solicitar créditos baratos para expandirse, como Cemex, Gruma, Comercial Mexicana, Mexichen, Vitro, Grupo Industrial Saltillo y muchas más que crecieron aceleradamente gracias al dinero barato del mundo.

    En 2004 Bush buscó la reelección ofreciendo casa propia a todos sus votantes, luego Greenspan bajó las tasas de interés y. . .

    El problema fueron los ninja

    Dada esta realidad, el ciudadano común estadounidense que había probado años antes jugar a la compra y venta especulativa en la bolsa de valores sin saber nada de ello, con lo cual perdió hasta la camiseta, se encuentra ante otra perspectiva. Cuando muchos estadounidenses perdieron al invertir en empresas de internet, al ver una oportunidad en el dinero barato, optaron por abandonar la bolsa y centrarse en la compra de casas. Muchos estadounidenses solían decir que en la bolsa el dinero desaparece instantáneamente: “Al invertir en una casa, por lo menos el inmueble no se nos va, sino que ahí se queda”. Con esa idea en mente, comenzaron a comprar y se generó una demanda inusitada de créditos hipotecarios. Los bancos se enfrentaron al dilema de que los préstamos eran muchos pero dejaban muy poca rentabilidad por las bajas tasas.

                    Esa preocupación por tener mayor rentabilidad desató una espiral de creatividad de los inteligentes banqueros en Estados Unidos, quienes comenzaron a hacer lo siguiente:

     

    1.       Dar préstamos más arriesgados sin mucho respaldo. Por esos créditos, los banqueros cobraban más intereses, ¡por supuesto! Aun así, era muy atractivo para el que necesitaba dinero.

    2.       Al asumir más riesgo, los banqueros lograron aumentar la cantidad de créditos. Consiguieron uno de los beneficios de la economía de escala, al otorgar cientos de miles de nuevos préstamos a más clientes con menores ingresos, quienes estaban muy interesados en tener dinero barato y mejorar su estándar de vida. Así comienza la burbuja a crecer.

    3.       Los bancos bajaron sus exigencias y comenzaron a favorecer préstamos hipotecarios a un nuevo tipo de clientes con menores ingresos llamados los ninja, que significa No Income, No Job, No Assts, en el lenguaje de los banqueros, o sea, personas sin mucho ingreso, SIN UN empleo fijo y SIN garantías reales. Fácil, ¿no? ¿Le suena familiar? Los banqueros decían: “Usted pida, aquí vemos cómo le resolvemos el problema, pero usted se lleva dinero barato”.

    Los bueno para el banquero estadounidense era que al pobre ninja le cobraban más intereses, ya que asumían mayor riesgo, pero ¿qué importaba si el ninja nunca había sido susceptible de grandes préstamos hasta ese momento y ahora sí podía?

                Con ello creció la bola de nieve o burbuja inmobiliaria. Lo que comenzó en Estados Unidos migró luego a países europeos e incluso a México. En nuestro país se desarrollaron como nunca inmobiliarias y empresas constructoras. Desconocidos emprendedores con mucha iniciativa empezaron a relucir; también nacieron negocios financieros que, conformados por varios amigos con afán de obtener  más dinero por su capital, optaron por hacer préstamos a empresarios para iniciar proyectos. Todos ellos lograron acumular en México mucho dinero en estos últimos años.

    4.       Con la actitud positiva que caracteriza a los estadounidenses, decidieron conceder créditos hipotecarios por un valor superior al valor de la casa que compraba el ninja. De acuerdo con las tendencias de incremento de los precios del mercado en ese momento, los banqueros hacían la cuenta y podían predecir que en pocos meses la casa valdría más que la cantidad que le habían prestado; además, como la economía estadounidense se hallaba en auge, el deudor hoy podría encontrar un nuevo trabajo a la vuelta de la esquina y pagar la deuda sin problemas. Todo parecía de maravilla; la ecuación no podía fallar: era un mundo ideal.

    5.       A este  tipo de hipotecas de mayor riesgo las nombraron subprimer; a su vez, se llamaban hipotecas prime cuando el banquero se sentía seguro de que el deudor iba a pagar.

     

    Todo ese escenario funcionó bien durante 10 años. En todo este tiempo, los ninja iban pagando los plazos de la hipoteca; además, como les daban más dinero del que valía su nueva propiedad, en cuanto recibían el crédito corrían a comprar un auto nuevo, estrenaban una televisión de plasma, remodelaban su segunda casa o se iban de vacaciones con la familia y el perro, todo ello pagando unas muy cómodas cuotas del dinero que les había sobrado del préstamo recibido del bando, gracias a una casita de bajo perfil que habían puesto como garantía. La danza del crédito sabía a gloria y a un consumismo muy fácil de pagar. Todas las personas podían pedir prestado para cualquier propósito; un ciudadano estadounidense podía ostentar 13 tarjetas de crédito. En suma, el pueblo norteamericano consumió mucho más de lo que producía y el resto que necesitaba lo pedía prestado.

     

    ¿Cómo contrajeron la enfermedad los bancos?

    Los bancos estadounidenses vieron que el mercado seguía demandando préstamos y más préstamos. Entonces se les ocurrió recurrir a otros bancos para que les prestaran dinero porque el de ellos se había acabado con tanto cliente. ¡Qué maravilla! Los banqueros estadounidenses se sentían triunfadores y motivados porque los clientes hacían fila para pedir dinero barato. Clientes sobraban, había miles que ansiaban el 1% de Alan Greenspan.

                    La solución fue muy fácil: llamaron por teléfono a otros bancos que hay en otras latitudes del mundo para que les prestaran dinero, los cuales estaban encantados de hacerlo. Al fin y al cabo de eso viven, de prestar. ¡Cómo no prestarle a otro banco poderoso estadounidense! ¡Son sólidos! ¡Nunca han fallado! ¡El norteamericano es un tipo confiable! ¡Prestémosle entonces! Y así comenzó el problema.

                    Esos bancos del mundo comenzaron a prestar dinero a los estadounidenses de sus ahorristas locales, ya sean empleados, obreros o asalariados que depositaban su dinero en cuentas de ahorro, quienes podían ser de Francia, España, Inglaterra u otro disciplinado y conservador país europeo. Gracias a la tecnología, ese dinero estaba en la tarde inmediatamente en Nueva York en el banco que el cliente pedía. Con ello, los estadounidenses podían prestar a otro pobre asalariado ninja que solicitaba dinero para comprar una casa en su pueblito en Georgia o para gastarlo en un viaje con toda su familia.

                    Como el lector se imaginará, el ninja del pueblito de Georgia no sabía que el dinero que le prestaron provenía de algún banco del viejo continente y menos aún sabían los asalariados y obreros europeos que su dinero estaba corriendo riesgo en otro continente. Nunca hubieran podido pensar que su banco de Frankfurt fuera irresponsable con el dinero que ganaban de su trabajo. Han sido instituciones serias y seguras por generaciones. ¿Por qué iban a pensar mal? ¡No había motivos!

     

    ¿Cómo lo hicieron?

    La pregunta era cómo lograron embarcar a los otros bancos en esta danza de los millones: ¡fácil! A un inteligente financiero se le ocurrió “empaquetar” las hipotecas primey subprime en paquetes que se llaman MBS (Mortgage Backed Securities, o sea, Obligaciones Garantizadas por Hipotecas). ¡Qué genio es el tipo!

                    Es decir, antes tenían 1000 hipotecas de “créditos que habían otorgado”, ahora tienen 10 paquetes de 100 hipotecas cada uno, en los que hay de todo: créditos buenos (prime), créditos malos (subprime) y seguro algo que otro muy malo (toxic vaste). Era una ensalada rusa con aderezo tipo italiano; en pocas palabras, ¡una bomba de tiempo bien presentada!

                    Para  vender estos paquetes, los banqueros contratan los servicios de bancos de inversión que a su vez pueden vender esos MBS a fondos de inversión, sociedades de inversión, etcétera. Como el lector sabrá y si no, le contamos: en un fondo puede entrar a invertir cualquier persona con sólo 5000 pesos, es decir, todo el micro ahorrista está metido en este embrollo multinacional.

                    Es más, para que esos paquetes fueron financieramente viables, los MBS eran calificados por las agencias profesionales de rating, que determinan el nivel de solvencia y le dicen al cliente si hay riesgo o no. Los evaluaban como AAA, AA, A, BBB, BB, C y D los muy malos. Pero ¿imagina el lector las hordas de miles y miles de paquetes de todo el mundo? El nivel de calificación era como el de La Merced de México cuando el cliente evalúa la calidad de las naranjas en el tráiler: a ojo de buen cubero.

                    Los banqueros también les daban nombres muy sofisticados, como Investment Grade a las mejores, o Mezzanine a las de mediano riesgo o Equity a las de alto riesgo. Con ello, los bancos de inversión colocaban fácilmente estos MBS a inversionistas que fueran conservadores a intereses bajos. Pero ¿qué hacían con los MBS malos? También los creativos financieros le encontraron la vuelta para venderlos maquillados.

                    El lector no lo va a creer, pero esas agencias de raiting bautizaron a los MBS en un proceso de ¡renating! Algo nunca visto. Esto lo hacen para re-calificar a los malos en menos malos en varios rangos de malos. Como verá el lector, eso era un escándalo. Jugaron a la ruleta rusa, de modo que el riesgo a esta altura era monumental. En resumen, vendían espejitos a precio de oro. El mundo estaba en manos de irresponsables financieros que diseñaron nombres rimbombantes para vender lo que no tenía valor alguno. Alan Greenspan le llamó “irresponsabilidad del manejo de las hipotecas subprime”.

                    Ante ello, el ninja seguía en su pueblito de Georgia, disfrutando de su crédito fácil y dulce debajo de la palmera que le permitía comprar un iPhone, salas, comedores, cambiar el carro y mientras... que siga la mata dando.

                    Para terminar de rematar esta situación, los famosos MBS fueron rebautizados como CDO  12 años

  • Líder Web actualizó una entrada en el blog Una gran luz de espe...

     

    En este 2009 ha sido de arduo trabajo para la empresa ECOSOFT desarrolladora del sistema OPUS, aunque oficialmente esta firma no ha anunciado el lanzamiento de su nueva versión sabemos que el trabajo por liberarlo en el 2010 se ha redoblado; entre tanto una gran cantidad de usuarios de la versión actual exponen criticas en diversos foros o llamadas telefónicas donde nos transmiten sus vicisitudes y aunque les causemos la impresión de que no son escuchados; la buena noticia es que muchos de sus deseos y aún más están siendo tomadas en cuenta por los desarrolladores de OPUS.

    En este blog seré uno más de sus usuarios y me uno en voz de ello para dar mi punto de vista.

    La empresa ECOSOFT puede ser autoritaria, arrogante y hasta cerrada, sobre todo cuando se trata de su software insignia OPUS,  pero el hecho es que,  para bien o para mal, estoy comprometido con la marca. Lo he estado por muchos años y lo que he aprendido en el transcurso de esta unión si quieren tumultuosa,  es que sin importar cuántas veces me he sentido perjudicado por algunos detalles técnicos, una política comercial al parecer absurda, mi pasión por la tecnología innovadora siempre gana. Eso no quiere decir que la conducta tantas veces desconsiderada de esta firma cuando en ocasiones no escuchan el llamado de sus clientes me hierve la sangre y me haya tentado al menos a considerar la poligamia tecnológica. He hecho berrinches que me han llevado a coquetear con productos competidores, pero al final las cosas buenas de OPUS pesan más que sus cosas malas. Tíldenme de ser fanático de OPUS pero sólo aprendí que, aunque a veces detesto no poder hacer cosas que deseo, de todos modos lo prefiero. Cambiarlo sólo me conlleva a enfrentar un montón de dificultades con otros competidores, se los digo con conocimiento de causa y por supuesto que conformista no soy; solo que no es tema hablar de la competencia.

    Estoy completamente de acuerdo que hacer un buen producto no nos absuelve de estar compenetrados profundamente con nuestros clientes, y es lo que queremos hacer aquí, una comunidad fuerte donde el usuario se sienta protegido, apoyado y que sus quejas y deseos sean resueltos eficazmente.

    Cuando me referí a que mi pasión por la tecnología innovadora siempre gana, es porque OPUS es increíblemente innovador, ya lo apreciarán mejor y muy pronto es su nueva versión. Sin entrar en detalles, esta tecnología tiene un don muy característico es tremendamente adaptable a prácticamente cualquier deseo del usuario. Estoy casi seguro que el nuevo eslogan del nuevo OPUS sería sin lugar a dudas así “Con el nuevo OPUS se acabaron las excusas” lo que significa que no hay pretexto para dejar el trabajo inconcluso.

    Así que animo mis queridos usuarios. El nuevo OPUS considera gran parte de sus demandas pero también nuevas aplicaciones que les hará realmente la vida más fácil y placentera en términos de Ingeniería de Costos.

    Ayúdanos con tus comentarios

     

    12 años
  • Líder Web actualizó una entrada en el blog Una gran luz de espe...

     

    En este 2009 ha sido de arduo trabajo para la empresa ECOSOFT desarrolladora del sistema OPUS, aunque oficialmente esta firma no ha anunciado el lanzamiento de su nueva versión sabemos que el trabajo por liberarlo en el 2010 se ha redoblado; entre tanto una gran cantidad de usuarios de la versión actual exponen criticas en diversos foros o llamadas telefónicas donde nos transmiten sus vicisitudes y aunque les causemos la impresión de que no son escuchados; la buena noticia es que muchos de sus deseos y aún más están siendo tomadas en cuenta por los desarrolladores de OPUS.

    En este blog seré uno más de sus usuarios y me uno en voz de ello para dar mi punto de vista.

    La empresa ECOSOFT puede ser autoritaria, arrogante y hasta cerrada, sobre todo cuando se trata de su software insignia OPUS,  pero el hecho es que,  para bien o para mal, estoy comprometido con la marca. Lo he estado por muchos años y lo que he aprendido en el transcurso de esta unión si quieren tumultuosa,  es que sin importar cuántas veces me he sentido perjudicado por algunos detalles técnicos, una política comercial al parecer absurda, mi pasión por la tecnología innovadora siempre gana. Eso no quiere decir que la conducta tantas veces desconsiderada de esta firma cuando en ocasiones no escuchan el llamado de sus clientes me hierve la sangre y me haya tentado al menos a considerar la poligamia tecnológica. He hecho berrinches que me han llevado a coquetear con productos competidores, pero al final las cosas buenas de OPUS pesan más que sus cosas malas. Tíldenme de ser fanático de OPUS pero sólo aprendí que, aunque a veces detesto no poder hacer cosas que deseo, de todos modos lo prefiero. Cambiarlo sólo me conlleva a enfrentar un montón de dificultades con otros competidores, se los digo con conocimiento de causa y por supuesto que conformista no soy; solo que no es tema hablar de la competencia.

    Estoy completamente de acuerdo que hacer un buen producto no nos absuelve de estar compenetrados profundamente con nuestros clientes, y es lo que queremos hacer aquí, una comunidad fuerte donde el usuario se sienta protegido, apoyado y que sus quejas y deseos sean resueltos eficazmente.

    Cuando me referí a que mi pasión por la tecnología innovadora siempre gana, es porque OPUS es increíblemente innovador, ya lo apreciarán mejor y muy pronto es su nueva versión. Sin entrar en detalles, esta tecnología tiene un don muy característico es tremendamente adaptable a prácticamente cualquier deseo del usuario. Estoy casi seguro que el nuevo eslogan del nuevo OPUS sería sin lugar a dudas así “Con el nuevo OPUS se acabaron las excusas” lo que significa que no hay pretexto para dejar el trabajo inconcluso.

    Así que animo mis queridos usuarios. El nuevo OPUS considera gran parte de sus demandas pero también nuevas aplicaciones que les hará realmente la vida más fácil y placentera en términos de Ingeniería de Costos.

    Ayúdanos con tus comentarios

     

    12 años
  • Líder Web actualizó una entrada en el blog Una gran luz de espe...

     

    En este 2009 ha sido de arduo trabajo para la empresa ECOSOFT desarrolladora del sistema OPUS, aunque oficialmente esta firma no ha anunciado el lanzamiento de su nueva versión sabemos que el trabajo por liberarlo en el 2010 se ha redoblado; entre tanto una gran cantidad de usuarios de la versión actual exponen criticas en diversos foros o llamadas telefónicas donde nos transmiten sus vicisitudes y aunque les causemos la impresión de que no son escuchados; la buena noticia es que muchos de sus deseos y aún más están siendo tomadas en cuenta por los desarrolladores de OPUS.

    En este blog seré uno más de sus usuarios y me uno en voz de ello para dar mi punto de vista.

    La empresa ECOSOFT puede ser autoritaria, arrogante y hasta cerrada, sobre todo cuando se trata de su software insignia OPUS,  pero el hecho es que,  para bien o para mal, estoy comprometido con la marca. Lo he estado por muchos años y lo que he aprendido en el transcurso de esta unión si quieren tumultuosa,  es que sin importar cuántas veces me he sentido perjudicado por algunos detalles técnicos, una política comercial al parecer absurda, mi pasión por la tecnología innovadora siempre gana. Eso no quiere decir que la conducta tantas veces desconsiderada de esta firma cuando en ocasiones no escuchan el llamado de sus clientes me hierve la sangre y me haya tentado al menos a considerar la poligamia tecnológica. He hecho berrinches que me han llevado a coquetear con productos competidores, pero al final las cosas buenas de OPUS pesan más que sus cosas malas. Tíldenme de ser fanático de OPUS pero sólo aprendí que, aunque a veces detesto no poder hacer cosas que deseo, de todos modos lo prefiero. Cambiarlo sólo me conlleva a enfrentar un montón de dificultades con otros competidores, se los digo con conocimiento de causa y por supuesto que conformista no soy; solo que no es tema hablar de la competencia.

    Estoy completamente de acuerdo que hacer un buen producto no nos absuelve de estar compenetrados profundamente con nuestros clientes, y es lo que queremos hacer aquí, una comunidad fuerte donde el usuario se sienta protegido, apoyado y que sus quejas y deseos sean resueltos eficazmente.

    Cuando me referí a que mi pasión por la tecnología innovadora siempre gana, es porque OPUS es increíblemente innovador, ya lo apreciarán mejor y muy pronto es su nueva versión. Sin entrar en detalles, esta tecnología tiene un don muy característico es tremendamente adaptable a prácticamente cualquier deseo del usuario. Estoy casi seguro que el nuevo eslogan del nuevo OPUS sería sin lugar a dudas así “Con el nuevo OPUS se acabaron las excusas” lo que significa que no hay pretexto para dejar el trabajo inconcluso.

    Así que animo mis queridos usuarios. El nuevo OPUS considera gran parte de sus demandas pero también nuevas aplicaciones que les hará realmente la vida más fácil y placentera en términos de Ingeniería de Costos.

    Ayúdanos con tus comentarios

     

    12 años
  • Líder Web actualizó una entrada en el blog La Filosofía condici...

    Cuando vamos por la vida de fracaso en fracaso, dejando inconclusas actividades y proyectos, donde nos enemistamos con las personas o las agrademos verbal o físicamente, generalmente tenemos casi siempre la costumbre de culpar a la circunstancias o al entorno donde nos desenvolvemos, pero casi nunca nos hacemos responsables de nuestros actos que nos llevan al fracaso. Jeffrey Gitomer famoso autor de varios libros de bet seller me hizo entender que mi carencia de éxito, se debía principalmente a mi falta de Filosofía; ¿Filosofía?  Me llamó la atención su comentario porque normalmente los señalamientos que recibía de mi familia, amigos, compañeros, colegas o antiguos jefes, era sin duda mi actitud y que la manera de manejar los conflictos, no eran las más adecuadas, así que presté más atención y continuó diciéndome la filosofía condiciona a la actitud La actitud condiciona las acciones. Las acciones condicionan los resultados. Los resultados condicionan los estilos de vida.  Mira, se trata de una cita del filósofo empresarial americano Jim Rohn. Si no te gusta tu estilo de vida, considera tus resultados. Si no te gustan tus resultados, considera tus acciones. Si no te gustan tus acciones, considera tu actitud. Si no te gusta tu actitud, considera tu filosofía.

    LA MAYOR PARTE DE LAS PERSONAS COMETEN EL ERROR FATAL DE QUEDARSE EN MEDIO. ES DECIR COMIENZAN POR LA ACCIÓN.

    Jim Rohn advirtió, EVERARDO, si no tienes filosofía y tienes una actitud fatal, entonces ¿qué tipo de acciones vas a emprender? Y si te pregunto ahora cuál es tu filosofía, me vas a responder probablemente ¡uf!  No la había tomado en cuenta en mí accionar. Así que le concedí toda la razón y ahora lo primero que me he planteado para enderezar mi barco es tener definida una clara filosofía de mi persona y créanme me ha funcionado. Opté entonces en compartirlos con ustedes amigos lectores con un enfoque distinto, que los sensibilice y que consideren que el éxito está dado para todos pero que muy pocos lo logran; ya es tiempo de que todos tengamos éxitos en nuestras vidas, de esta manera tendremos un mejor mundo y por ende mejores personas.

    Para no dejar al lector con la incógnita del cómo desarrollar una filosofía de éxito, inicio con el significado de Filosofía, que etimológicamente es amor a la sabiduría. Sabiduría entendida en su significado original griego, o sea, como un conocimiento basado en lo teórico pero más en lo práctico. 

    Sócrates lo dijo así, todos somos filósofos, porque la filosofía está encarnada en la vida, una vida que debe ser reflexionada. Cuando aprendemos y pensamos sobre nuestra vida y sobre lo que nos acontece, y buscamos alternativas y posibles soluciones a nuestros problemas, estamos haciendo filosofía. Existen varias corrientes filosóficas pero Sócrates, a partir de su teórica ignorancia (Con su famosa máxima: “Solo sé que no se nada”, no afirma solo interroga a sus interlocutores y examina aquello que dicen.  Su táctica en manejar conflictos es llevándolos al descubrimiento de la verdad a partir de una serie de preguntas y respuestas dadas.

    ¿Desean saber en un claro ejemplo como optar por una filosofía de vida? Entonces lean este posible diálogo socrático y nos vemos en el próximo articulo.

    Carlos, es una persona que acababa de terminar una relación de pareja, habla de sus impresiones acerca de la misma.
    Carlos: La relación amorosa entre hombres y mujeres está destinada al fracaso.
    Sócrates: ¿Por qué afirmas eso?
    Carlos: Porque ya he tenido tres experiencias en este sentido y siempre han terminado mal. Además, muchos de mis amigos y conocidos han tenido experiencias similares. Y sólo hace falta poner en marcha la televisión para ver muchos casos que van en la misma dirección.
    Sócrates: Sin embargo, ¿no es verdad que hay parejas que tu conoces unidad muchísimos años?
    Carlos: Sí, pero eso era antes. La gente tenía otros valores, otra manera de entender las relaciones y el amor.
    Sócrates: ¿Así que ahora no hay amor?
    Carlos: Si que hay amor, pero es un amor menos profundo, menos comprometido que antes. Entonces las parejas aguantaban mucho. Ahora no aguantan nada. A la mínima todo se va al “carajo”.
    Sócrates: ¿Y el amor consiste en aguantar?
    Carlos: No solo en aguantar. Hay otras características importantes: el respeto, la confianza, el deseo y muchas más.
    Sócrates: Así, podríamos pensar que si estos aspectos son tenidos en cuenta y hay una comunicación propicia que haga que siempre sean tenidos en cuenta, esta relación puede perdurar en el tiempo?
    Carlos: Puede
    Sócrates: Así cuando afirmabas que las parejas hoy en día no aguantan, ¿lo decías por aquellas que a lo mejor no trabajaban los suficientes aspectos muy importantes para que esa relación pudiese perdurar?
    Carlos: Seguramente.
    Sócrates: ¿Estarías de acuerdo, pues, en que si una pareja trabaja activamente los aspectos importantes para la misma, de igual manera que un futbolista se entrena cada día con y sin balón, estudia nuevos movimientos tácticos y analiza al contrincante que tendrá enfrente el próximo sábado, esa pareja tendrá muchas posibilidades de ganar el partido?
    Carlos: Absolutamente.
    Sócrates: Eso no quiere decir que la pareja dure para siempre ni que el futbolista gane el partido, pero nos induce a pensar que las relaciones son posibles y que en gran medida dependen de nuestra disposición y esfuerzo para que lleguen a un buen fin”
    Biográfica: Jeffrey Gitomer El pequeño libro rojo de la venta, Jaume Puigferrat El pez que vivía fuera del agua.
    En opinión: Arq. Everardo López Pérez.
    Estimados lectores, ustedes que opinan?

     

    13 años
  • Líder Web actualizó una entrada en el blog La Filosofía condici...

    Cuando vamos por la vida de fracaso en fracaso, dejando inconclusas actividades y proyectos, donde nos enemistamos con las personas o las agrademos verbal o físicamente, generalmente tenemos casi siempre la costumbre de culpar a la circunstancias o al entorno donde nos desenvolvemos, pero casi nunca nos hacemos responsables de nuestros actos que nos llevan al fracaso. Jeffrey Gitomer famoso autor de varios libros de bet seller me hizo entender que mi carencia de éxito, se debía principalmente a mi falta de Filosofía; ¿Filosofía?  Me llamó la atención su comentario porque normalmente los señalamientos que recibía de mi familia, amigos, compañeros, colegas o antiguos jefes, era sin duda mi actitud y que la manera de manejar los conflictos, no eran las más adecuadas, así que presté más atención y continuó diciéndome la filosofía condiciona a la actitud La actitud condiciona las acciones. Las acciones condicionan los resultados. Los resultados condicionan los estilos de vida.  Mira, se trata de una cita del filósofo empresarial americano Jim Rohn. Si no te gusta tu estilo de vida, considera tus resultados. Si no te gustan tus resultados, considera tus acciones. Si no te gustan tus acciones, considera tu actitud. Si no te gusta tu actitud, considera tu filosofía.

    LA MAYOR PARTE DE LAS PERSONAS COMETEN EL ERROR FATAL DE QUEDARSE EN MEDIO. ES DECIR COMIENZAN POR LA ACCIÓN.

    Jim Rohn advirtió, EVERARDO, si no tienes filosofía y tienes una actitud fatal, entonces ¿qué tipo de acciones vas a emprender? Y si te pregunto ahora cuál es tu filosofía, me vas a responder probablemente ¡uf!  No la había tomado en cuenta en mí accionar. Así que le concedí toda la razón y ahora lo primero que me he planteado para enderezar mi barco es tener definida una clara filosofía de mi persona y créanme me ha funcionado. Opté entonces en compartirlos con ustedes amigos lectores con un enfoque distinto, que los sensibilice y que consideren que el éxito está dado para todos pero que muy pocos lo logran; ya es tiempo de que todos tengamos éxitos en nuestras vidas, de esta manera tendremos un mejor mundo y por ende mejores personas.

    Para no dejar al lector con la incógnita del cómo desarrollar una filosofía de éxito, inicio con el significado de Filosofía, que etimológicamente es amor a la sabiduría. Sabiduría entendida en su significado original griego, o sea, como un conocimiento basado en lo teórico pero más en lo práctico. 

    Sócrates lo dijo así, todos somos filósofos, porque la filosofía está encarnada en la vida, una vida que debe ser reflexionada. Cuando aprendemos y pensamos sobre nuestra vida y sobre lo que nos acontece, y buscamos alternativas y posibles soluciones a nuestros problemas, estamos haciendo filosofía. Existen varias corrientes filosóficas pero Sócrates, a partir de su teórica ignorancia (Con su famosa máxima: “Solo sé que no se nada”, no afirma solo interroga a sus interlocutores y examina aquello que dicen.  Su táctica en manejar conflictos es llevándolos al descubrimiento de la verdad a partir de una serie de preguntas y respuestas dadas.

    ¿Desean saber en un claro ejemplo como optar por una filosofía de vida? Entonces lean este posible diálogo socrático y nos vemos en el próximo articulo.

    Carlos, es una persona que acababa de terminar una relación de pareja, habla de sus impresiones acerca de la misma.
    Carlos: La relación amorosa entre hombres y mujeres está destinada al fracaso.
    Sócrates: ¿Por qué afirmas eso?
    Carlos: Porque ya he tenido tres experiencias en este sentido y siempre han terminado mal. Además, muchos de mis amigos y conocidos han tenido experiencias similares. Y sólo hace falta poner en marcha la televisión para ver muchos casos que van en la misma dirección.
    Sócrates: Sin embargo, ¿no es verdad que hay parejas que tu conoces unidad muchísimos años?
    Carlos: Sí, pero eso era antes. La gente tenía otros valores, otra manera de entender las relaciones y el amor.
    Sócrates: ¿Así que ahora no hay amor?
    Carlos: Si que hay amor, pero es un amor menos profundo, menos comprometido que antes. Entonces las parejas aguantaban mucho. Ahora no aguantan nada. A la mínima todo se va al “carajo”.
    Sócrates: ¿Y el amor consiste en aguantar?
    Carlos: No solo en aguantar. Hay otras características importantes: el respeto, la confianza, el deseo y muchas más.
    Sócrates: Así, podríamos pensar que si estos aspectos son tenidos en cuenta y hay una comunicación propicia que haga que siempre sean tenidos en cuenta, esta relación puede perdurar en el tiempo?
    Carlos: Puede
    Sócrates: Así cuando afirmabas que las parejas hoy en día no aguantan, ¿lo decías por aquellas que a lo mejor no trabajaban los suficientes aspectos muy importantes para que esa relación pudiese perdurar?
    Carlos: Seguramente.
    Sócrates: ¿Estarías de acuerdo, pues, en que si una pareja trabaja activamente los aspectos importantes para la misma, de igual manera que un futbolista se entrena cada día con y sin balón, estudia nuevos movimientos tácticos y analiza al contrincante que tendrá enfrente el próximo sábado, esa pareja tendrá muchas posibilidades de ganar el partido?
    Carlos: Absolutamente.
    Sócrates: Eso no quiere decir que la pareja dure para siempre ni que el futbolista gane el partido, pero nos induce a pensar que las relaciones son posibles y que en gran medida dependen de nuestra disposición y esfuerzo para que lleguen a un buen fin”
    Biográfica: Jeffrey Gitomer El pequeño libro rojo de la venta, Jaume Puigferrat El pez que vivía fuera del agua.
    En opinión: Arq. Everardo López Pérez.
    Estimados lectores, ustedes que opinan?

     

    13 años
  • Líder Web actualizó una entrada en el blog Cómo nació esta cris...

    Un señor que tenía su hijo estudiando el doctorado en administración en una universidad, quien le comenta: “Padre, estamos en medio de una gran crisis, por lo cual debes ahorrar lo más que puedas”. Su padre, un comerciante progresista y exitoso, obedece al hijo estudioso: quita a muchos empleados  de su tienda, restringe al máximo el presupuesto, disminuye sus inventarios y deja de hacer promociones. En pocos meses se le caen las ventas y tiene que cerrar. Finalmente, el padre comprueba que su hijo tenía razón: había crisis.

    En otras palabras evitemos sobredimensionar la situación: la caída de las ventas es inevitable aquí en México y en la mayoría de los países del mundo. Debemos de ser agresivos y hasta provocadores para atender  a un mercado que ahí está. Aunque nos compren menos, hay que reconocer que nuestro producto ahora no es prioritario para ellos, si lo reconocemos encontraremos la fórmula para saber el motivo del porque no es prioritario y atraerlos de una u otra manera; como diría la campaña de la empresa Cuahtémoc Moctezuma de su cerveza Indio “La cosa es buscarle”

    Para sensibilizar aún más a toda la comunidad de este sitio Web, y digo sensibilizar porque es bien sabido que si un enfermo de cáncer le platica a una persona sobre los síntomas de su enfermedad, difícil mente el otro lo comprendería si jamás él o su familia han pasado por una situación así, por ello las fundaciones en la mayoría de las veces son lideradas por personas que han experimentado en carne propia grandes tragedias.

    Ante el tema de esta crisis, considero importante conocer sus principios básicos, ya que estoy seguro que si en este momento hacemos un sondeo rápido por aquí para que nos expliquen a detalle que o quienes provocaron esta crisis, muy pocos lo sabrán; entonces sino no lo entendemos, no seremos capaces de atenderlo adecuadamente y por ende no tomaremos las medidas que propone la dirección en optimizar los recursos y dar al máximo nuestro esfuerzo.

    Es sabido que esta crisis no es nuestra como lo fue con el Fobaproa. El mundo perdió a partir del mes de febrero del 2007 al mes de octubre del 2008 con sus derivados, un trillón de dólares, se ¿imaginan? Un trillón de dólares!!! que se desvanecieron del mercado financiero.  Esto nos llegó como balde de agua fría sin que supiéramos por qué, siendo la cultura de nuestra economía débil e inestable ahora navegamos con incertidumbre. Quienes saben del tema indican que esta enfermedad mundial no es exclusiva de la burbuja inmobiliaria sino que también que estamos en el peor y más complejo deterioro moral y financiero que se haya suscitado en la historia del mundo desarrollado. La crisis de hoy se ha vuelto compleja por la expansión incontrolada de las líneas de crédito a mano ancha y sin disciplina, además del desequilibrio de variables, como el alza incontrolable del petróleo, la debilidad del dólar contra el euro, la inflación de Estados Unidos, su deuda interna, hasta el costo de la guerra de Irak  y sumado al precio de los commodities etc. ,  situación que estaban llevando al país más poderoso de la tierra a una muerte anunciada y aquí en México estamos aterrados por este hecho, para colmo el gobierno federal de Felipe Calderón ahora a cerrado Luz y Fuerza del Centro y medio mundo cree que esto es causado también por la crisis, en parte tienen razón, el gobierno federal ahorrará con esto una suma importante de dinero, pero más bien creo que es el primer paso para la privatización de este sector energético ; pero calma, esto no es un meteoro como el que acabó con los dinosaurios, el mundo durante décadas ha tenido diferentes crisis y de todas ellas que yo sepa se ha salido, no entiendo porque de esta no se pueda.

    Los banqueros como dijo Bush se han emborrachado de otorgar créditos y ganar dinero por  montones, olvidando claro su promesa de campaña; con ello todo el teatro apalancado con nombres bonitos y rimbombantes de los nuevos instrumentos de créditos se les cayó. Y aquí hoy padecemos enfermedades ajenas; pero como estamos en un sistema financiero globalizado en el que la crisis comenzó con una burbuja en condominios de Florida provocó una catástrofe en Islandia, Alemania, Inglaterra y México; se necesita entonces una solución global compartida, porque nadie tiene aisladamente el poder económico de resolver este “problemón”

    Para entenderlo mejor extraje una pequeña parte de un libro de economía “CÓMO SALIR DEL HOYO” de Mario Borghino Editorial Grijalbo que explica con un lenguaje muy claro como se fue dando paulatinamente esta crisis les invito para que lo compren tiene pocas hojas y cuesta menos de $100.00.  En lo personal cuando me empapé de este tema entendí mejor la situación y me amplió por supuesto el panorama.

    Estoy consciente que el ser humano por naturaleza no le gusta que  alguien le diga lo que hay que hacer, pero de verdad siento un deber moral de darles mi opinión aunque no se me haya pedido, quizás algo se pueda tomar de esto y con ello aportar mi grano de arena.

    Al final doy algunas sugerencias para que juntos codo a codo sigamos dándole de frente a esta crisis que en México ya vio su caída en la economía en un -8%, pero sospecho que a principios de este mes de octubre veremos una pequeña pero significativa recuperación.

    En sus marcas, listos, comenzamos…

    Breve historia de la caída del imperio

    A finales de la década de 1990, en Estados Unidos la burbuja de las compañías de internet, las famosas dot-com, explotó y se cayó por el valor ficticio que tenían dichas empresas. Si a ello se suma el ataque terrorista del 11 de septiembre de 2001, la crisis tocó el fondo y le tomó casi siete años a la bolsa estadounidense recuperarse de una caída de 34% del valor de las acciones.

          Ante esa realidad, la Reserva Federal, dirigida en aquel momento por Alan Greenspan, decidió bajar el precio del dinero de 6.5 a 1 por ciento.

                    En la actualidad Greenspan recibe constantemente duras críticas por ser considerado el gestor de la crisis. Sus críticos lo acusan por haber dejado las tasas de interés demasiado bajas al principio de la década, lo que impulsó un insostenible auge inmobiliario, cuando pudo haber ejercido el derecho que le confiere la Reserva de imponer mayores regulaciones a las hipotecarias y no permitir el libertinaje.

                    Sin embargo, en 2004 el presidente Bush, cuando hacía sus discursos de campaña para ser reelecto, arengaba que todo estadounidense debería tener una casa. Si se añade a esto (como se dijo en líneas anteriores) el acto terrorista del 11 de septiembre, obtenemos el detonador para que Alan Greenspan, con el afán de reactivar la economía estadounidense, decidiera reducir las tasas de ¡1%!, benevolencia financiera que inicia el despegue del boom inmobiliario. Este empuje financiero logró en 10 años que el precio de las viviendas se duplicara en Estados Unidos. En México esto motivó a las grandes empresas a solicitar créditos baratos para expandirse, como Cemex, Gruma, Comercial Mexicana, Mexichen, Vitro, Grupo Industrial Saltillo y muchas más que crecieron aceleradamente gracias al dinero barato del mundo.

    En 2004 Bush buscó la reelección ofreciendo casa propia a todos sus votantes, luego Greenspan bajó las tasas de interés y. . .

    El problema fueron los ninja

    Dada esta realidad, el ciudadano común estadounidense que había probado años antes jugar a la compra y venta especulativa en la bolsa de valores sin saber nada de ello, con lo cual perdió hasta la camiseta, se encuentra ante otra perspectiva. Cuando muchos estadounidenses perdieron al invertir en empresas de internet, al ver una oportunidad en el dinero barato, optaron por abandonar la bolsa y centrarse en la compra de casas. Muchos estadounidenses solían decir que en la bolsa el dinero desaparece instantáneamente: “Al invertir en una casa, por lo menos el inmueble no se nos va, sino que ahí se queda”. Con esa idea en mente, comenzaron a comprar y se generó una demanda inusitada de créditos hipotecarios. Los bancos se enfrentaron al dilema de que los préstamos eran muchos pero dejaban muy poca rentabilidad por las bajas tasas.

                    Esa preocupación por tener mayor rentabilidad desató una espiral de creatividad de los inteligentes banqueros en Estados Unidos, quienes comenzaron a hacer lo siguiente:

     

    1.       Dar préstamos más arriesgados sin mucho respaldo. Por esos créditos, los banqueros cobraban más intereses, ¡por supuesto! Aun así, era muy atractivo para el que necesitaba dinero.

    2.       Al asumir más riesgo, los banqueros lograron aumentar la cantidad de créditos. Consiguieron uno de los beneficios de la economía de escala, al otorgar cientos de miles de nuevos préstamos a más clientes con menores ingresos, quienes estaban muy interesados en tener dinero barato y mejorar su estándar de vida. Así comienza la burbuja a crecer.

    3.       Los bancos bajaron sus exigencias y comenzaron a favorecer préstamos hipotecarios a un nuevo tipo de clientes con menores ingresos llamados los ninja, que significa No Income, No Job, No Assts, en el lenguaje de los banqueros, o sea, personas sin mucho ingreso, SIN UN empleo fijo y SIN garantías reales. Fácil, ¿no? ¿Le suena familiar? Los banqueros decían: “Usted pida, aquí vemos cómo le resolvemos el problema, pero usted se lleva dinero barato”.

    Los bueno para el banquero estadounidense era que al pobre ninja le cobraban más intereses, ya que asumían mayor riesgo, pero ¿qué importaba si el ninja nunca había sido susceptible de grandes préstamos hasta ese momento y ahora sí podía?

                Con ello creció la bola de nieve o burbuja inmobiliaria. Lo que comenzó en Estados Unidos migró luego a países europeos e incluso a México. En nuestro país se desarrollaron como nunca inmobiliarias y empresas constructoras. Desconocidos emprendedores con mucha iniciativa empezaron a relucir; también nacieron negocios financieros que, conformados por varios amigos con afán de obtener  más dinero por su capital, optaron por hacer préstamos a empresarios para iniciar proyectos. Todos ellos lograron acumular en México mucho dinero en estos últimos años.

    4.       Con la actitud positiva que caracteriza a los estadounidenses, decidieron conceder créditos hipotecarios por un valor superior al valor de la casa que compraba el ninja. De acuerdo con las tendencias de incremento de los precios del mercado en ese momento, los banqueros hacían la cuenta y podían predecir que en pocos meses la casa valdría más que la cantidad que le habían prestado; además, como la economía estadounidense se hallaba en auge, el deudor hoy podría encontrar un nuevo trabajo a la vuelta de la esquina y pagar la deuda sin problemas. Todo parecía de maravilla; la ecuación no podía fallar: era un mundo ideal.

    5.       A este  tipo de hipotecas de mayor riesgo las nombraron subprimer; a su vez, se llamaban hipotecas prime cuando el banquero se sentía seguro de que el deudor iba a pagar.

     

    Todo ese escenario funcionó bien durante 10 años. En todo este tiempo, los ninja iban pagando los plazos de la hipoteca; además, como les daban más dinero del que valía su nueva propiedad, en cuanto recibían el crédito corrían a comprar un auto nuevo, estrenaban una televisión de plasma, remodelaban su segunda casa o se iban de vacaciones con la familia y el perro, todo ello pagando unas muy cómodas cuotas del dinero que les había sobrado del préstamo recibido del bando, gracias a una casita de bajo perfil que habían puesto como garantía. La danza del crédito sabía a gloria y a un consumismo muy fácil de pagar. Todas las personas podían pedir prestado para cualquier propósito; un ciudadano estadounidense podía ostentar 13 tarjetas de crédito. En suma, el pueblo norteamericano consumió mucho más de lo que producía y el resto que necesitaba lo pedía prestado.

     

    ¿Cómo contrajeron la enfermedad los bancos?

    Los bancos estadounidenses vieron que el mercado seguía demandando préstamos y más préstamos. Entonces se les ocurrió recurrir a otros bancos para que les prestaran dinero porque el de ellos se había acabado con tanto cliente. ¡Qué maravilla! Los banqueros estadounidenses se sentían triunfadores y motivados porque los clientes hacían fila para pedir dinero barato. Clientes sobraban, había miles que ansiaban el 1% de Alan Greenspan.

                    La solución fue muy fácil: llamaron por teléfono a otros bancos que hay en otras latitudes del mundo para que les prestaran dinero, los cuales estaban encantados de hacerlo. Al fin y al cabo de eso viven, de prestar. ¡Cómo no prestarle a otro banco poderoso estadounidense! ¡Son sólidos! ¡Nunca han fallado! ¡El norteamericano es un tipo confiable! ¡Prestémosle entonces! Y así comenzó el problema.

                    Esos bancos del mundo comenzaron a prestar dinero a los estadounidenses de sus ahorristas locales, ya sean empleados, obreros o asalariados que depositaban su dinero en cuentas de ahorro, quienes podían ser de Francia, España, Inglaterra u otro disciplinado y conservador país europeo. Gracias a la tecnología, ese dinero estaba en la tarde inmediatamente en Nueva York en el banco que el cliente pedía. Con ello, los estadounidenses podían prestar a otro pobre asalariado ninja que solicitaba dinero para comprar una casa en su pueblito en Georgia o para gastarlo en un viaje con toda su familia.

                    Como el lector se imaginará, el ninja del pueblito de Georgia no sabía que el dinero que le prestaron provenía de algún banco del viejo continente y menos aún sabían los asalariados y obreros europeos que su dinero estaba corriendo riesgo en otro continente. Nunca hubieran podido pensar que su banco de Frankfurt fuera irresponsable con el dinero que ganaban de su trabajo. Han sido instituciones serias y seguras por generaciones. ¿Por qué iban a pensar mal? ¡No había motivos!

     

    ¿Cómo lo hicieron?

    La pregunta era cómo lograron embarcar a los otros bancos en esta danza de los millones: ¡fácil! A un inteligente financiero se le ocurrió “empaquetar” las hipotecas primey subprime en paquetes que se llaman MBS (Mortgage Backed Securities, o sea, Obligaciones Garantizadas por Hipotecas). ¡Qué genio es el tipo!

                    Es decir, antes tenían 1000 hipotecas de “créditos que habían otorgado”, ahora tienen 10 paquetes de 100 hipotecas cada uno, en los que hay de todo: créditos buenos (prime), créditos malos (subprime) y seguro algo que otro muy malo (toxic vaste). Era una ensalada rusa con aderezo tipo italiano; en pocas palabras, ¡una bomba de tiempo bien presentada!

                    Para  vender estos paquetes, los banqueros contratan los servicios de bancos de inversión que a su vez pueden vender esos MBS a fondos de inversión, sociedades de inversión, etcétera. Como el lector sabrá y si no, le contamos: en un fondo puede entrar a invertir cualquier persona con sólo 5000 pesos, es decir, todo el micro ahorrista está metido en este embrollo multinacional.

                    Es más, para que esos paquetes fueron financieramente viables, los MBS eran calificados por las agencias profesionales de rating, que determinan el nivel de solvencia y le dicen al cliente si hay riesgo o no. Los evaluaban como AAA, AA, A, BBB, BB, C y D los muy malos. Pero ¿imagina el lector las hordas de miles y miles de paquetes de todo el mundo? El nivel de calificación era como el de La Merced de México cuando el cliente evalúa la calidad de las naranjas en el tráiler: a ojo de buen cubero.

                    Los banqueros también les daban nombres muy sofisticados, como Investment Grade a las mejores, o Mezzanine a las de mediano riesgo o Equity a las de alto riesgo. Con ello, los bancos de inversión colocaban fácilmente estos MBS a inversionistas que fueran conservadores a intereses bajos. Pero ¿qué hacían con los MBS malos? También los creativos financieros le encontraron la vuelta para venderlos maquillados.

                    El lector no lo va a creer, pero esas agencias de raiting bautizaron a los MBS en un proceso de ¡renating! Algo nunca visto. Esto lo hacen para re-calificar a los malos en menos malos en varios rangos de malos. Como verá el lector, eso era un escándalo. Jugaron a la ruleta rusa, de modo que el riesgo a esta altura era monumental. En resumen, vendían espejitos a precio de oro. El mundo estaba en manos de irresponsables financieros que diseñaron nombres rimbombantes para vender lo que no tenía valor alguno. Alan Greenspan le llamó “irresponsabilidad del manejo de las hipotecas subprime”.

                    Ante ello, el ninja seguía en su pueblito de Georgia, disfrutando de su crédito fácil y dulce debajo de la palmera que le permitía comprar un iPhone, salas, comedores, cambiar el carro y mientras... que siga la mata dando.

                    Para terminar de rematar esta situación, los famosos MBS fueron rebautizados como CDO (Collateralized Debt Obligations, O

    13 años
  • {actor} Instalando aplicaciones para la red social de OPUS ASPU
    13 años
  • Líder Web y {target} ahora es amigo
    13 años
  • CC ACTIVITIES NEW AVATAR
    13 años
  • {actor} Arreglando los detalles de la comunidad OPUS ASPU
    13 años
  • Usuario borrado and {target} are now friends
    13 años